Publicaciones

Guía de abordaje comunitario sobre COVID-19

La “Guía de abordaje comunitario sobre COVID-19” presenta la experiencia de planificación participativa en comunidades rurales de cuatro departamentos de Paraguay. El material fue editado en septiembre 2020 por la Asociación Tesãi Reka Paraguay, en el marco del Proyecto Salud Familiar Comunitaria, desarrollado con apoyo de la Cruz Roja Suiza. Para su elaboración contó con el valioso apoyo de los Equipos de Salud de la Familia que participan del proyecto. Asimismo, fue revisado por la Dirección General de Vigilancia de la Salud. El documento presenta orientaciones para el trabajo de articulación intersectorial que realizan las Unidades de Salud de la Familia (USF), tales como:
  • Cómo realizar el Diagnóstico Territorial del Riesgo.
  • Cómo elaborar e implementar el Plan de Contingencia de los territorios.
  • Cómo abordar el plan en las Comunidades Indígenas.
  • Estrategia de Vigilancia Comunitaria para:
– La identificación, captación y vinculación a los servicios de la USF. – La identificación y monitoreo de sintomáticos respiratorios. – El monitoreo de las medidas de prevención. En el nuevo contexto generado por la pandemia del COVID-19, la Guía de Abordaje puede ser un material de consulta para apoyar acciones de articulación con enfoque de trabajo territorial y transectorial.

Prácticas Inclusivas para la Gestión del Riesgo de Desastres

Experiencias de actores sociales y entidades gubernamentales en América Latina.

La recolección y difusión de prácticas inclusivas es uno de los ejes del proyecto “Gestión inclusiva de riesgos de desastres: un enfoque innovador para la inclusión de los grupos de mayor riesgo”, que tiene por objetivo difundir una gestión inclusiva del riesgo de desastres en países de América Latina, a fin de aumentar la protección y la capacidad de resiliencia de los grupos en mayor situación de riesgo. El proyecto acompaña y refuerza actores regionales, nacionales y locales, procedentes de los siguientes países: Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Nicaragua, Paraguay y Perú. 

Esta iniciativa regional para una gestión inclusiva del riesgo de desastre está liderada por Humanity & Inclusion (HI), en asociación con Save the Children International Perú (SCI) y Cooperazione Internazionale Paraguay (COOPI).

Medicina Tradicional

Tesãi Reka Paraguay llevó adelante el Proyecto denominado «Fortaleciendo capacidades de comunidades rurales organizadas” uno de los indicadores fue la Medicina Tradicional.

Se ejecutó en 5 cinco Organizaciones del Departamento de Canindeyú, con el objetivo del empoderamiento de las comunidades rurales organizadas a fin de que las mismas sean capaces de promover la salud intercultural como derecho, revalorizando el uso eficaz y eficiente de la medicina tradicional como alternativa terapéutica. 

Esto permitió impulsar y acompañar el proceso legislativo de presentación y estudio de un anteproyecto de ley que reconozca y regule el uso de la medicina tradicional en la atención primaria de la salud. En la regional Canindeyú se han formados varios promotores/as de salud en el tema de reproducción, cultivo, recolección, secado y el uso correcto de las Plantas de Medicina Tradicional. Así también la recuperación y conservación de los valores y los saberes intercultural. 

Esta cartilla pretende que, a través de un lenguaje sencillo, que el conocimiento de las plantas pueda acercarse al lector en su comunidad contribuyendo, de esta manera, a la recuperación del conocimiento tradicional sobre las plantas Medicinales y su conservación.

La salud sexual y la salud reproductiva

Para gozar de salud es necesario tener algunas condiciones, como buena alimentación, descanso, vivienda y vestimenta adecuada, momentos de diversión, compartir con la familia, amigos/as, demostrar y recibir cariño, buen trato, seguridad, protección, ser parte de asociaciones. 

Todos estos y otros más son nuestros derechos como humanas y humanos y así también tenemos derechos sexuales y derechos reproductivos. La primera forma de ejercer nuestros derechos es conociéndolos, y el Estado es quien debe generar todas las condiciones para garantizarles, a través de las instituciones con políticas, programas y proyectos teniendo en cuenta las características y las necesidades de las comunidades y de las personas miembros.

La salud sexual y salud reproductiva nos permite vivir con dignidad, decidir en libertad con autonomía y responsabilidad, teniendo en cuenta que la sexualidad es convivencia y ejercicio ciudadano.